Cartas a Dios (Película 13)

Director: Eric-Emmanuel Schmmitt

Reparto: Michèle Laroque (Rose), Amir (Oscar), Amira Casar (Sra. Gommette), Mylène Demongeot (Lily), Max Von Sydow (Dr. Düsseldorf), Constance Dollé (madre de Oscar), Jérôme Kircher (padre de Oscar), Thierry Neuvic (Víctor), Mathilde Goffart (Peggy Blue)

Categoría: Drama

Sinopsis: Oscar es un niño de diez años que está internado en un hospital infantil. Ni sus padres ni los médicos se atreven a decirle la verdad sobre su enfermedad. Sólo Rose, la repartidora de pizzas, una mujer de bruscos modales, es capaz de ganarse su confianza y entretenerlo. Un día le propone un juego, imaginar que cada día que pasa equivale a diez años, para conseguir que el niño hable de sí mismo lo anima a escribir cartas a Dios.

Muchas son las críticas negativas que he leído sobre ésta película en webs y revistas de renombre pero no puedo estar más en desacuerdo. He leído cosas como “tendría que ser más realista” o que “Camino es mucho mejor”. Es cierto que me recordó a Camino pero ni punto de comparación, es decir, si tengo que elegir me quedo con Cartas a Dios sin dudarlo, el motivo es porque me ha conseguido emocionar cosa que Camino no consiguió en su momento.

Quiero hacer una pequeña crítica a todos esos críticos que se creen Dios, nunca mejor dicho, que solo se quedan con lo superficial y que dejan de lado el mensaje, los pequeños detalles que hacen que algunas películas sean simplemente maravillosas, eso es lo que pasa en este film. Por no decir que también son partidistas y muy de alabar películas por el simple hecho de que hayan sido dirigidas por un gran director. He de confesar que cada vez que voy a ver una película miro las críticas y si está poco valorada me decido a verla sabiendo que seguro hay algo que a estos señores/as críticos se les ha escapado.

Me parece genial como se trata el tema de la enfermedad y la manera de encarar la muerte… con mucha delicadeza, sin miedo alguno. Estamos acostumbrados a ver papeles de actores llorando, con rabia por morirse por abandonar este mundo, en este caso esto no ocurre. Es un claro canto de esperanza, algo así como “no hay que tener miedo a lo desconocido” disfruta de la vida y no te dejes nada en el tintero.

En cuanto al reparto insuperable, a destacar los papeles de Oscar y Rose y la evolución de sus personajes. Si tienes tiempo no dudes en ver este film no te defraudará.

Próxima película (17 de Octubre) El discurso del Rey

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s